Las piernas son los pilares que sostienen nuestro cuerpo y mantenerlas sanas es algo esencial para llevar a cabo todas las tareas del día a día.

Una musculatura tonificada y resistente nos da garantía de un mejor estado de salud y mayor capacidad física, además de fortalecer los músculos, los ejercicios específicos para las piernas ayudan a mejorar la circulación y a prevenir problemas articulares.

Las posturas de yoga son una buena manera de trabajar los músculos, tendones, ligamentos y articulaciones de tus piernas. Además de ello, si estás embarazada, como es mi caso en las fotos que comparto contigo, puedes incluirlas en tu rutina de ejercicio y practicarlas de forma habitual para mantener tu cuerpo activo, conseguir un embarazo sano y prepararte para el parto. (Siempre y cuando tengas el consentimiento de tu médico para realizar ejercicios de este tipo).

5 Posturas de yoga para unas piernas fuertes y bonitas

Si lo que buscas es fortalecer la musculatura del tren inferior y conseguir unas piernas tonificadas aquí tienes 5 posturas de yoga que te ayudarán a trabajar los poderosos músculos que te sostienen. Ejercitando con frecuencia obtendrás unas piernas fuertes y bonitas, pero sobre todo unas piernas sanas y preparadas para mantener el ritmo diario de tu rutina.

1.-El Guerrero 3

(Virabhadrasana III)

El guerrero 3 (copia)

Esta postura además de fortalecer las piernas tonifica los músculos abdominales. Es una postura de equilibrio que a la vez que trabaja la musculatura ayuda a centrar la mente.

Cuando la realices crea una línea mental que se extienda por toda la cara posterior de tu cuerpo y recurre a ella para mantener estirados tus brazos, tronco y piernas en un mismo eje. Mantener la mirada fija te aportará más estabilidad.

En el caso de embarazadas, practicar esta postura de yoga es una excelente forma de tonificar la musculatura general del cuerpo y mantener unos abdominales firmes y activos.

Mantén la postura durante 45 segundos, extendiendo la energía de la columna hacia delante a través de la punta de los dedos, y hacia atrás a través de la pierna elevada. Siente la fuerza de esta poderosa postura y repítela dos veces con cada pierna.

2.- Secuencia del dedo gordo hacia arriba

(Hasta Padangusthasana)

Secuencia de dedo gordo hacia arriba2 (copia)

Secuencia del dedo gordo hacia arriba

Esta postura calienta las articulaciones de las caderas, estira los tendones del hueco poplíteo, tonifica las piernas y mejora el equilibrio. Forma parte de las secuencias de posturas de pie del yoga Ashtanga Vinyasa.

Mantén la pierna de apoyo recta y fuerte, anclada al suelo, mientras coges el dedo gordo de la otra pierna con tus dedos índice y corazón de la mano del mismo lado.

Aguanta la postura durante unas respiraciones y desplaza la pierna hacia el lado sin perder la fuerza en la pierna de apoyo. Manteniendo unas respiraciones más   vuelve a desplazar la pierna hacia el frente y suelta el dedo gordo. Llévate las manos a las caderas y mantén la pierna estirada hacia el frente lo más alto posible sin perder el control de la pierna de apoyo y tronco. Baja la pierna y repite hacia el otro lado.

3.- Postura de la silla con torsión

(Parivrtta Utkatasana)

La silla con torsión (copia)

Las cuclillas son una poderosa postura natural del cuerpo que nos ponen en contacto con nuestra conexión a la tierra.

Esta versión con el giro de la parte superior del cuerpo masajea los músculos abdominales a la vez que fortalece las piernas.

Cuando la mantienes durante un rato sientes cómo los muslos trabajan arduamente.

Si estás embarazada esta postura te ayudará a prevenir problemas digestivos asociados a la gestación. Cuando estás en el tercer trimestre realiza la silla sin torsión, ya que tu vientre no te permitirá completar el giro de torso.

4.- Equilibrio del Medio Arco de Pie

(Utthita Ardha Dhanurasana)

Medio arco de pie (copia)

Esta flexión hacia atrás en equilibrio y de pie, además de fortalecer y tonificar las piernas, mejora la elasticidad de la columna y tonifica los órganos abdominales.

Mantén la postura un minuto y repite dos veces con cada pierna.

5.- Postura del Árbol

(Vrksasana)

El árbol (copia)

Así como las raíces de un árbol se convierten en la base de su tronco y sus ramas, nuestros pies y piernas actúan como soporte de la parte superior del cuerpo y nos permiten mantenernos erguidos con fuerza y elegancia.

Las posturas de equilibrio, a la vez que fortalecen nuestra musculatura, demuestran nuestro estado mental, ya que es necesario concentrarse para mantener la estabilidad cuando la mente salta de un pensamiento a otro.

Para mantener la postura del árbol sin perder el equilibrio, ayúdate llevando la mirada en un punto fijo. Respira profundamente y cuando veas que puedes mantener la postura, eleva los brazos en oración por encima de la cabeza y mantén durante unas 3 respiraciones. Cambia de pierna y repite.

 

Si practicas esta serie de posturas de yoga de forma habitual conseguirás unas piernas fuertes bonitas y sanas, te sentirás mejor y ¡con mucha más energía!

Si quieres profundizar más en la práctica de yoga te recomiendo el libro:
Mi Diario De Yoga de la profesora Xuan-Lan en el que puedes encontrar un plan de 28 días con ejercicios de yoga diarios,que te ayudarán a cambiar tu rutina, mejorar tu salud y sentirte bien contigo.

También te pueden interesar:

Rutina de Yoga para tonificar brazos, piernas y abdomen

Reto «Mami fit» para tonificar piernas y glúteos