El Yoga es para todos y, cada vez más, decimos adiós a los estereotipos.

Generalmente, cuando vemos imágenes del mundo del yoga suelen presentarnos a chicas delgadas y hombres musculosos realizando diferentes asanas.

Es muy fácil asociar una esterilla de yoga a un tipo de cuerpo concreto (delgado, fibroso, sin nada de grasa, con mallas que se adaptan perfectamente a las curvas, etc…) y a personas sanas y jóvenes.

Pero, ¿y si en la cola de la clase de yoga nos encontramos a alguien de “talla grande” o que no encaja en esos cánones del “yogui ideal”?

Al principio puede parecer extraño ver a personas con sobrepeso realizando rutinas de yoga, ya que estamos acostumbrados a ver la publicidad que nos vende el mundo del wellness con sus chicas y chicos con cero por ciento de grasa realizando ejercicios que nos parecen una obra de arte con esos cuerpos.

Sin embargo, el yoga, como estilo de vida, no establece condición ninguna para practicarlo.Ni la talla, ni la edad o condición física son un impedimento para comenzar a recibir los beneficios que el Yoga aporta a nuestra vida.

Cada día son más las personas que se deciden a probar una clase de yoga, ya sea por recomendación médica, por buscar un estilo de vida más equilibrado o simplemente por curiosidad.

Sea cual sea el motivo para comenzar, el yoga se está haciendo parte de la rutina de una sociedad en la que nos viene muy bien trabajar la aceptación personal y el equilibrio entre lo que somos y queremos llegar a ser.

De esta aceptación personal y de conseguir sentirnos bien con nuestro cuerpo, tal y como estamos en el momento presente, tratan las propuestas de las maestras de yoga que, estando muy alejadas de la imagen que todos tenemos de las practicantes de yoga, se disponen a enseñar un yoga sin limite de talla y adaptado a las condiciones personales de cada alumno/a.

Yoga para todos. Yoga for everybody

Bajo la etiqueta #YogaForEverybody o #SelfLovingYogis, entre otras, podemos encontrar una galería inmensa de fotos de yoguis que desafían los estereotipos que solemos aceptar como la imagen “ideal” de quienes practican esta disciplina.

Os dejamos algunas de las fotos que ya cuentan con muchos “me gusta” en Instagram y que nos enseñan cómo el Yoga es para todos.

Además de ello, muchas de las cuentas de instagram pertenecen a profesoras de yoga con amplia experiencia, que ofrecen clases personalizadas y adaptadas a “tallas grandes y diferentes condiciones físicas”.

Algo que a mi parecer resulta esencial en nuestros días, en los que tener en cuenta la diversidad y la individualidad de cada persona es un enfoque que debe formar parte de todas las ofertas del mundo del wellness, y es que, tengamos la condición física que tengamos, todos podemos buscar una manera de conectar con nuestro cuerpo y sentirnos mejor con nosotros/as mismos/as.

Así que, ¡ya no tienes excusa para no disfrutar de los beneficios del yoga!

biggalyoga
(fotografía:  biggalyoga/Instagram)
Ver página Web de Big Gal Yoga

diannebondyyoga
(fotografía: diannebondyyoga/instagram)
Ver página Web de Dianne Bondy

mynameisjessamyn3
(fotografía: mynameisjessamyn/Instagram)
Ver página Web de Jessamyn Stanley

supportiveyoga
(fotografía: supportiveyoga/Instagram)
Ver página Web de Annie Carlin

biggalyoga5

(fotografía: biggalyoga/Instagram)

Dianne Bondy Yoga

(fotografía: diannebondyyoga/instagram)

biggalyoga2
(fotografía: biggalyoga/Instagram)

mynameisjessamyn2
(fotografía: mynameisjessamyn/Instagram)

mynameisjessamyn

(fotografía: mynameisjessamyn/Instagram)

supportiveyoga01

(fotografía: supportiveyoga/Instagram)

supportiveyoga0

(fotografía: supportiveyoga/Instagram)

biggalyoga4

(fotografía: biggalyoga/Instagram)

dianne Bondy

(fotografía: diannebondyyoga/instagram)

diannebondyyoga2
(fotografía: diannebondyyoga/instagram)

¿Te animas a practicar yoga sin prejuicios?

(Te recomiendo el libro “Yoga para todos”)

O si lo que deseas es comenzar a practicar yoga de forma habitual y conoce lo que he preparado para ti en mi curso Yoga en Casa para Principiantes