Ser sinceros con nosotros mismos y reconocer cuál es nuestra «verdad» requiere de mucho valor. Y es que ser lo que otros desean que seamos nos resulta más cómodo para encajar, tanto en nuestra vida profesional, social e incluso dentro de nuestra propia familia…pero, ¿hasta dónde podemos estar engañándonos a nosotros mismos?

La sociedad en la que vivimos se ha encargado de crear un modelo de lo que deberíamos hacer y dejar de hacer para ser tratados como «personas correctas». Tenemos a nuestra disposición todo un decálogo del buen comportamiento y de cómo deben acontecer los hechos en nuestra vida: el tiempo para dedicar al estudio, el trabajo, la edad a la que se debe encontrar pareja estable, casarse, tener hijos, llevar un protocolo social adecuado, etc, etc…

Pero resulta, que muchas de estas convenciones sociales y las tantas actitudes y acciones que se esperan de ti, muchas veces no se corresponden con lo que realmente deseas para tu vida y… amigo, ¡aquí tenemos un problema! Si decides vivir tu vida a tu manera, sin seguir los compromisos sociales, haciendo caso omiso a los «consejos» que más bien parecen sentencias y llevando tu propio ritmo de vida con el fin de alcanzar tu felicidad, seguramente tendrás que enfrentarte a los comentarios negativos de los que piensan que estás fuera de lugar y no encajas con lo que quieren que seas.

Dar por hecho que es posible anteponer las obligaciones y, a continuación, perseguir tus sueños, es una fantasía que no lleva a ninguna parte más que a crear una vida de infelicidad disimulada. A primera vista parece la decisión más fácil y acertada, pero no es más que una mala inversión de tu tiempo y energía, tanto a corto como a largo plazo.

Esta manera de actuar, en la que das más importancia a los deseos ajenos y a maquetar un YO que encaje con lo que se espera de ti te llevará cada vez más lejos de la autenticidad, de vivir tu verdad y ser feliz en ella.

Pero no te agobies, nunca es demasiado tarde para empezar a vivir tu vida a tu manera y ser fiel a ti mismo.

Aquí te dejamos algunos consejos para que empieces a vivir tu verdad:

1.- Encuentra el equilibrio

A lo largo de la vida pasarás por diversas situaciones, tendrás momentos de alegría, satisfacción y otros de decepción, dolor, rupturas, etc. Debes saber quién eres y dónde estás en este momento y hacia donde quieres ir, independientemente de lo que ocurra a tu alrededor. Tu eres tu base, debes anclarte sobre tu propia persona y no a los acontecimientos pasajeros. Afrontarás cada situación, ya sea positiva o negativa, con una visión más amplia y acertada que si sólo te fías de lo que proviene del exterior.

2.- Sé tu media naranja, tu propio complemento

Cuando eres fiel a ti mismo te sientes entero y completo, no necesitas buscar a otra persona que cumpla la función de «relleno» para tu vaso. Descubre quien eres, y ama esta forma de ser y de ver el mundo. En cuanto seas capaz de amarte y sentirte cómodo a solas contigo, podrás aceptar la presencia de otra persona en tu vida sin adjudicar el completo control de tu felicidad a su presencia. En el momento en que sientas la plenitud, vivirás tu verdad y la compartirás.

3.- Valídate

Ser fiel a ti mismo necesita que tu principal fuente de validación provenga de ti. La validación externa es un apoyo, claro que sí, todos necesitamos un feedback positivo que nos brinde satisfacción pero no debes, bajo ningún concepto, depositar en quienes te rodean la totalidad de las medidas con las que te valoras. Ten tu propia visión de cuánto vales, nadie mejor que tú puede darle sentido a tu ser. Empieza a sentirte bien contigo mismo.

4.- Expresa tu verdad sin culpa

No puedes caer bien a todo el mundo, eso debes saberlo, así que no temas ser honesto y veraz a la hora de decir lo que sientes y piensas. Cuanto más sincero seas con los demás y contigo mismo, mejor será la comunicación con quienes te rodean, y podrás comprobar cómo ser tal y como eres, viviendo tu verdad, no tiene por qué ser sinónimo de estar solo o no encajar, al contrario, quienes te conozcan sin las máscaras de las convenciones sociales, sabrán aceptar tu forma de ser y te valorarán por lo que realmente llevas en tu interior. Atrévete a ser tu mismo y no te sientas culpable por herir la sensibilidad ajena, la gente está acostumbrada a que actúen según se esperan, pero tú eres diferente, ¡disfrútalo!

Si tomas estos simples consejos como parte de tu vida, serás capaz de encontrar tu verdad y ser fiel a ella. ¿Quién sabrá mejor que tú mismo cuáles son tus deseos, sueños e ilusiones? Escúchate, conoce tu interior y vive como te gustaría vivir. El tiempo pasa muy deprisa como para perderlo actuando en el gran teatro de la sociedad.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.