Compartir

El yoga para la mujer es una forma de volver a reencontrarse con su energía femenina, con su poder creativo.

Las mujeres tenemos una manera de vivir y de sentir que nos conecta profundamente  con los elementos de la naturaleza.

Cuando practicamos yoga sentimos la unión entre cuerpo, mente y espíritu. Cuando las mujeres conectamos con nuestro poder creativo sentimos lo mismo.

Para mi el yoga es un complemento maravilloso para entendernos y resulta de gran ayuda a la hora de movernos y sentir según nuestros ciclos.

Escuchar nuestro ritmo interior

A veces, con la prisa del día a día, con las exigencias de nuestra rutina, perdemos esa conexión tan natural con nuestra esencia cíclica y poderosa.

Vamos de un lado para otro sin parar, haciendo mil cosas a la vez y por lo general sintiendo que deberíamos tener más tiempo para “hacer” más.

Pocas veces nos detenemos a escuchar lo que dice nuestro cuerpo, lo que pasa por nuestra mente y lo que reflejan nuestras emociones.

Muy a menudo estos “no oírnos”, “no parar”, se manifiestan como dolores o como angustias que vamos guardando y acumulando.

Si las mujeres fuéramos capaces de oír nuestro interior, de conocer nuestra naturaleza cíclica y permitirnos seguir su ritmo, seguramente nos sentiríamos en sintonía con nuestra vida.

La importancia de conocer nuestra energía femenina

La energía femenina es pura creatividad, es fuerza y a la vez amabilidad.

En una naturaleza en la que existen tanto energía femenina y masculina, la primera es la que se encargar de la fertilidad, la gestación y la creación.

Mi visión de la mujer se compara a la tierra fértil y llena de vida, en la que nace la vida, y donde encuentran refugio todos los seres que la habitan.

Para mi, la energía femenina que tenemos en nuestro interior es la que hace que todo florezca a nuestro paso.

Así como la Madre Tierra te sostiene y te nutre.

Así como el sol te regala energía y luz.

Así como el agua te refresca y calma tu sed…

Así también eres tú para el mundo.

En ti se crea cada día la vida.

No hablo sólo de la fertilidad de concebir hijos y dar a luz.

Las mujeres gestamos ideas, proyectos y creaciones a partir de esa esencia fértil que nos compone.

Nuestra esencia es la de entregarnos por completo en cada cosa que hacemos y por ello debemos elegir bien donde ponemos esa energía.

La mujer es sabiduría, bondad, amor, alegría y fuerza. Cuando conectamos con todas estas partes que nos componen, podemos alcanzar todo nuestro potencial.

Nuestro gran poder nace del amor propio

Os he hablado del poder tan grande que albergamos dentro las mujeres, pero también quiero que reflexionemos acerca de las circunstancias que nos alejan de ese poder creativo y femenino.

Cuando haces tu trabajo cada día…

¿Sientes que lo que estás haciendo ahora mismo te llena? ¿Te sientes valorada dentro de tu equipo?

En tu familia…

¿Das siempre más de lo que puedes o te permites tener días de menos energía?

Con tu pareja…

¿Eres libre de hablar sobre tus emociones, sueños y necesidades?

Cuando te detienes a observar qué es lo que te hace sentir cada uno de estos aspectos, sabrás si tu energía está fluyendo hacia donde quieres realmente, o simplemente estás dejándote llevar por las circunstancias (aunque no te gusten demasiado).

Un consejo para conectar con tu energía y poder creativo

Esto lo escribí cuando preparaba un taller de yoga y energía femenina y lo quiero compartir contigo:

“Ámate tanto y tan fielmente, que todo lo que llegue a tu vida y lo que creas en ella, te honre siempre.”

Todo lo bueno que puedas crear en tu vida créalo desde el amor y la calma. Es así como crecen los árboles más grandes, nutriéndose desde dentro, día a día.

 

Yoga para celebrar el día de la mujer

Mi trabajo me permite compartir con mujeres en diferentes etapas de su vida y esto me permite aprender y llenarme de sus experiencias, que a pesar de ser tan únicas, siempre tienen puntos en común.

Por ello, uno de mis talleres favoritos es el de Yoga para la energía femenina.

Un taller donde conectamos con nuestra energía creativa y nos permitimos sentir desde nuestro interior todo el amor que poseemos.

Este año me acompaña Carolina Florido, una yogi y amiga con la que celebraremos el día 8 de marzo, día de la mujer y la paz internacional, impartiendo un taller para mujeres.

Estará dedicado a descubrir los elementos de la naturaleza presentes en nosotras, el poder creativo que guardamos en nuestro interior, la fuerza y el amor que nos permiten dar vida a todo lo que nos proponemos.

Nos hace muchísima ilusión poder compartir juntas este encuentro con otras mujeres.

¿Te unes a nuestro reto para el día de la mujer?

Y además, para quienes no puedan asistir el día del taller, hemos querido celebrar la energía femenina a través de un reto o “challenge” en Instagram:
Reto #yogadiadelamujer en el que compartiremos el yoga día a día trabajando los diferentes elementos de nuestra naturaleza creativa.
Si usáis Instagram no os lo perdáis, empezamos el día lunes 5 de marzo.

¿Quieres participar en un reto de Yoga diferente? 😌 Un #YogaChallenge en pareja (con tu amiga, amigo, mamá, papá, pareja…) ¡aunque también puedes hacerlo de forma individual! @gabrielalitschiyoga y @viviendolavidayoga se unen para dar un poco más de vida al yoga y enfocarlo al día de la mujer y a los chakras 💗✨💗 🗓 Del 5 al 11 de marzo; no importa qué nivel tengas, la intención es compartir y crear comunidad 🙏🏽 Los premios serán: un libro con 30 posturas de yoga para colorear y relajar tu mente; un Japa Mala hecho con todo nuestro cariño y una cajita de delicioso Yogi Tea “mujer equilibrio” 🧡 Para elegir ganador o ganadora nos fijaremos en lo que transmitís más que en cómo se ve la postura estéticamente ☺ 🔺 Participar es muy sencillo: 1⃣ Seguir a @gabrielalitschiyoga y @viviendolavidayoga ya que cada día habrá novedades en los posts 🤸🏻‍♀ 2⃣ Compartir este calendario, mencionar a 3 amig@s y escribir los hashtag #YogaDíadelaMujer 3⃣ Publicar cada día la Asana correspondiente, etiquetándonos para que os veamos y bajo los mismos hashtag anteriores. Lista de Asanas: 1.- Virabhadrasana III (postura del Guerrero 3) 2.- Utkata Konasana (postura de la Diosa) 3.- Parivrtta Parsvsakonasana (Postura del Ángulo lateral girado) 4.- Kamatkarasana (Postura Salvaje) 5.- Purvottanasana (postura del Sol) 6.- Makarasana (postura del Delfín) 7.- Garudasana (postura del Águila) (Si tu cuenta de Ig es privada mándanos un mensaje para que lo sepamos) ¡GRACIAS!

Una publicación compartida de Gabriela Litschi (@gabrielalitschiyoga) el

Compartir
Mi nombre es Gabriela Litschi, soy terapeuta ocupacional, instructora de Yoga formada en el Instituto Europeo de Yoga y especializada en Maternidad. Puedes conocer más sobre mi en https://www.naturayterapia.com/acerca-de/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, añade tu nombre