¿Sabías que una jornada laboral con 8 horas de oficina puede enfermarte?

Una jornada laboral dura en promedio unas 8 horas, en ocasiones muchas más, siendo el trabajo una de las actividades a las que más tiempo dedicamos durante el día.

Para muchas personas estas horas transcurren dentro de una oficina, y deben permanecer sentados en un escritorio frente a una pantalla de ordenador o sentados atendiendo al público, otros trabajos requieren dedicar largas horas a la conducción, ya sea de vehículos pequeños o camiones. Estos empleos, en los que las personas deben estar un promedio de 8 horas sentados, son los que se califican dentro del segmento de trabajos sedentarios.

Pero, ¿Dónde está el problema? Resulta que quienes deben permanecer sentados 8 horas al día a consecuencia de su trabajo, suelen presentar un mayor índice de problemas cardiovasculares, un exceso de insulina, posiblemente sobrepeso y hay evidencia de hallarse más propensos a contraer enfermedades intestinales.

Si una persona mantiene su cuerpo en una posición fija durante muchas horas al día tiene mayor riesgo de contraer enfermedades, debido a que su organismo está menos entrenado. Este «entrenamiento» no es más que dar al cuerpo el ritmo que necesita para mantenerse sano y no obligarlo a estar «paralizado» o en reposo. Para velar por la salud de nuestro cuerpo es necesario estimular nuestra musculatura y mantener unos ritmos de actividad variables durante el día. Con ello podremos prevenir no solo problemas relacionados con nuestros órganos internos, sino que también podremos mantener en pleno funcionamiento nuestro sistema musculo-esquelético y así disminuir los riegos de sufrir patologías relacionadas con músculos y huesos.

Entre las enfermedades que pueden derivar de una vida sedentaria prolongada y la falta de actividad física encontramos: enfermedades del corazón. estreñimiento, diabetes, obesidad, problemas circulatorios, mayor riesgo de manifestar cáncer, problemas musculares, desgaste de la columna vertebral, osteoporosis y cuadros depresivos.

¿Cómo luchar contra las enfermedades de las jornadas de 8 horas?

Si bien es cierto que no siempre es posible elegir la forma en la que trabajamos, sí podemos remediar los efectos de una jornada laboral extensa y de reposo.

Los expertos recomiendan realizar ejercicios aeróbicos al menos 3 veces en semana para mantener un mínimo de actividad muscular y entrenar el sistema cardio-respiratorio. Evitando así la pérdida de tono muscular, flexibilidad y capacidad física.

Entre los ejercicios que proponen se encuentran: nadar, montar en bicicleta, trotar, realizar ejercicios de acondicionamiento físico, spinning, elíptica, baile, etc.

Es importante que entiendas que debes dejar tiempo para realizar ejercicios aeróbicos por lo menos 3 días  a la semana. Siempre puedes buscar una hora libre entre el trabajo y tus obligaciones familiares y del hogar para dedicar a tu salud, es cuestión de «querer y hacer»

Por otro lado, te invitamos a que en tus horas de oficina, de conducción o de cualquier labor que requiera que estés sentado muchas horas, te tomes pequeños descansos y hagas intervalos entre actividades de posición fija y actividad.

Entendemos que no siempre es posible realizar una pausa durante la jornada laboral, pero si tienes la oportunidad de realizar estiramientos musculares, mover tus articulaciones, caminar tan solo unos minutos y cambiar de posición, no dudes en invertir esos breves momentos en tu salud, tu cuerpo lo agradecerá.

Por último, y no por ello menos importante, si tu trabajo requiere que estés sentado durante 8 horas o más, procura que tu postura sea la correcta todo el tiempo, ¿cómo hacerlo? Mantén tu espalda recta, con los hombros relajados y sin llevarlos hacia adelante; si estás en un escritorio tus antebrazos deben estar apoyados en la mesa y tus codos flexionados en 90º; tus lumbares deben estar apoyadas en la silla o en el asiento de conductor según sea el caso; tus pies apoyados por completo en el suelo o algún soporte permitiendo que dejes tus rodillas flexionadas en 90º.

Si eres de las personas que dedican una media de 8 horas a realizar trabajos en sedestación, te invitamos a que comiences a invertir unas cuantas horas de la semana a realizar ejercicios aeróbicos. Verás como en poco tiempo empezarás a notar los beneficios de trabajar por tu cuerpo y tu salud.