Son muchas las parejas que a la hora de decidir tener un bebé encuentran dificultades para conseguirlo.

Y es que hoy en día, además de los problemas de salud relacionados directamente con la fertilidad tanto en hombres como en mujeres, se suman también los factores provenientes del ritmo de vida y el estrés con el que vivimos en nuestra sociedad.

Muchas veces las parejas caen en una espiral de trabajo excesivo, pocas horas de descanso y ocio, escaso tiempo dedicado al cuidado del cuerpo y la mente.

O también se concibe un espacio muy reducido para las relaciones afectivas y la comunicación entre ambos.

Estos factores sin duda afectarán a la hora de plantearse traer al mundo una nueva vida, ya que el estrés además de ser muy perjudicial para la salud en general, es uno de los principales enemigos de la fertilidad.

¿Cómo puede influir la práctica del Yoga en la fertilidad?

Como hemos hablado en otras ocasiones, el yoga es una filosofía que une el cuidado del cuerpo y de la mente dentro de una misma disciplina.

El yoga aporta bienestar tanto físico como emocional, dos factores que resultan vitales para mantener una buena salud reproductiva.

Una pareja que se mantiene activa físicamente y en un estado de equilibrio emocional y mental, tiene más posibilidades de llevar una vida sexual sana y satisfactoria, lo que influirá a su vez en su capacidad de procrear.

El yoga relaja el cuerpo y aquieta la mente, es por ello por lo que se considera un remedio efectivo para combatir el estrés.

Además de ello, con la práctica de determinadas Asanas (posturas) y respiraciones es posible estimular las funciones del sistema reproductor tanto en hombres como en mujeres.

Al practicar las posturas de yoga la energía fluye y se mejora la circulación sanguínea y linfática.

 

Lo que equilibra a su vez el funcionamiento hormonal de nuestro cuerpo.

Esta disciplina a su vez, incrementa la sensación de plenitud en la persona, por ello se sabe que el yoga aumenta la líbido, mejorando la capacidad sexual y con ello la predisposición del organismo en el proceso reproductivo.

¿Hay posturas de Yoga que pueden ayudar a  mejorar la fertilidad?

Cuando practicas una rutina de posturas de yoga estás estimulando de manera general todos tus músculos, articulaciones y sistemas, pero además de ello, en el yoga enfocado a la fertilidad, se estimulan directamente las zonas relacionadas con el sistema reproductor y su fuente de energía.

Las posturas del yoga para la fertilidad dan mucha importancia a fortalecer la pelvis y la cadera, permitiendo un flujo de energía positivo que activa y desbloquea la zona encargada de la reproducción.

Es importante que se trabaje en pareja, tanto hombre como mujer deben equilibrar sus canales energéticos y sintonizar sus cuerpos y mentes para que el proceso de concebir un hijo sea algo libre de tensiones e impaciencia.

 

Un proceso tan maravilloso como la maternidad/paternidad es algo que debe hacerse con cariño y sin prisas, mientras más relajados y en sintonía estéis, más fácil será que vuestros cuerpos decidan anidar un nuevo ser.

Por último, si queréis empezar a probar el yoga como parte de vuestro camino hacia la fertilidad, aquí os dejo una infografía con 3 posturas que ayudan a fortalecer la pelvis y equilibrar el aparato reproductor.

posturas yoga fertilidad

Y si quieres profundizar más en la práctica de yoga enfocada a la fertilidad puede interesarte el DVD

«Yoga para la Fertilidad»