Compartir

¿Conoces ya el mijo y sus propiedades?
Se trata de un cereal muy energético y digestivo con alto valor nutricional.

Tiene propiedades diuréticas y antioxidantes y es ideal para personas que están débiles o que llevan a cabo un intenso trabajo intelectual.

Es un alimento básico dentro de la dieta de países africanos y asiáticos y su consumo aporta grandes beneficios al organismo.
En cuanto a vitaminas, el mijo destaca por su contenido en vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6 y B9) y vitamina E (aunque menos que el arroz). Y en cuanto a minerales, es rico en potasio, fósforo, magnesio, hierro y zinc.
Por eso hoy te cuento

13 beneficios del mijo para tu salud

Aunque estemos más familiarizados con el uso del arroz y el trigo en nuestras comidas, hay cereales que se han usado siempre en otras culturas y tienen mucho que aportarnos. El mijo es uno de ellos:

1. Es un cereal ideal para celíacos

El mijo no contiene gluten por lo que resulta especialmente útil en la alimentación de personas celíacas porque además tiene una textura que puede usarse en diferentes elaboraciones. Además de ser un cereal versátil, posee vitamina B, hierro, magnesio y fósforo que lo hacen especialmente rico en nutrientes.

2. El mijo previene el estreñimiento

Su alto contenido en fibra ayudan a que nuestro intestino trabaje de mejor manera y más hidratado.
Se recomienda usar el mijo diariamente si se sufren de problemas de estreñimiento.

3. Su consumo ayuda a perder peso

Una de las características de los cereales es que nos dan una sensación de saciedad cuando los comemos. Esto sucede porque necesitamos más tiempo de masticación y deglución (aumentando el tiempo que tardamos en comer, algo que recomiendan los nutricionistas) y ocupan un gran espacio en nuestro estómago, haciendo que nos sintamos “llenos” antes.
Además de saciarnos antes, este cereal consumido de forma regular es más beneficioso que cereales procesados como la harina refinada del pan o la pasta.
Su uso en la cocina como sustituto de cereales refinados nos ayudará también a controlar los kilos de más.

4. El mijo es un cereal alcalinizante

Nuestro organismo se rige por el pH que tienen nuestras células. Se ha demostrado que al tener un pH muy ácido en nuestro organismo estamos más propensos a sufrir desequilibrios que desencadenen enfermedades.
Muchas enfermedades digestivas, por ejemplo, se pueden tratar a base de un cambio en la alimentación. Seguro que habéis oído hablar de la dieta alcalina que se ha extendido mucho en este último tiempo.
Los alimentos que provocan una acidificación de nuestro pH son por ejemplo: los lácteos, la harina refinada, la carne…
Estos productos consumidos diariamente pueden llegar a provocar enfermedades en el cuerpo.
El mijo, debido a su contenido en magnesio, en cambio posee la particularidad de ser un cereal alcalinizante, es decir, que ayuda a reducir la acidez del pH en el organismo. Su consumo habitual ayudará a mantener un equilibrio en nuestro pH celular y a prevenir posibles patologías relacionadas con el exceso de acidez.

5. El mijo es una gran fuente de energía

Este cereal contiene hidratos de carbono que al ser digeridos se transforman en azúcares necesarios para que el organismo funcione.
Por esto el mijo es una buena fuente de energía para personas que realizan trabajos físicos o intensos trabajos intelectuales.
El aporte de glucosa que obtenemos del mijo permiten mantenernos activos y despiertos. ¡Un “chute” de energía para el organismo!

6. Es una ayuda para los problemas digestivos

El mijo facilita la digestión y además de ello se le atribuye un efecto prebiótico para la flora intestinal.
Esto lo convierte en un buen aliado para personas que sufren acidez después de las comidas o que presentan úlceras y diarrea.

7. El mijo posee propiedades antiinflamatorias

Los micronutrientes (vitaminas, minerales, antioxidantes) y fibra presentes en el mijo ayudan a reducir la acción de compuestos encargados de procesos inflamatorios en nuestro organismo.
Es especialmente recomendable para la dieta de personas que sufran enfermedades inflamatorias crónicas, como la artritis reumatoide por ejemplo.

8. Ayuda a la concentración y al trabajo mental

Los micronutrientes que aporta el mijo contribuyen a que nuestro cerebro funcione correctamente.
Su alto contenido en fósforo mejora la capacidad de memorización y reduce el riesgo de enfermedades como la depresión o la astenia.

9. El mijo favorece el crecimiento y el desarrollo.

En el mijo abundan las vitaminas del complejo B, compuestos como la riboflavina y el ácido fólico forman parte de este grupo de vitaminas.
La riboflavina es importante para el crecimiento y la producción de glóbulos rojos, algo esencial en etapas de crecimiento de los niños.
El ácido fólico por otra parte es un componente que ayuda al organismo en los procesos de creación de células.
Para las mujeres que están embarazadas, el mijo es un buen aliado para la dieta por su alto contenido en ácido fólico, ya que este compuesto previene defectos congénitos en el desarrollo del cerebro o la columna vertebral del bebé y ayuda a la producción de leche.

10.  Previene la anemia y las enfermedades degenerativas

Por su contenido en hierro el mijo resulta un buen alimento en la dieta de personas con anemia, además de aportarles los carbohidratos necesarios para combatir el cansancio y pesadez que provoca esta falta de hierro en la sangre.
El mijo también contiene  compuestos que sirven como antioxidantes que protegen al organismo del estrés oxidativo y retrasa de esta forma el deterioro de la estructura ósea y se cardiovascular.

11.  Es beneficioso para el sistema nervioso

Los  neurotransmisores  de nuestro cerebro tienen en su composición ácidos como los  fenólicos, fitatos y taninos. La lecitina también es otro componente que  presente en estos neurotransmisores. Por su contenido en dichos ácidos grasos  el mijo también es beneficioso para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Por otro lado, el mijo es un cereal que aporta vitamina B12 y hierro, nutrientes que ayudan al cerebro a realizar sus procesos correctamente.

12. Es un alimento antioxidante
El mijo contribuye al correcto funcionamiento de la actividad celular debido a su contenido en fósforo.
El fósforo está implicado en procesos genéticos relacionados con el ADN y el ARN y también es parte importante de la estructura de la membrana celular, siendo un elemento destacado en el proceso de división celular.

13. El mijo es un gran aliado para la dieta de deportistas

El mijo ayuda a mejorar el rendimiento físico debido a su alto contenido de magnesio y zinc
Además de ser un alimento rico en ácido pantoténico, precursor que interviene en la fabricación de la elastina, una proteína necesaria para la regeneración y el mantenimiento de tejidos como tendones, músculos y piel.

¿Cómo utilizar el mijo en nuestra alimentación diaria?
Pues esta es mi parte favorita de conocer un alimento nuevo, ¡probar recetas!
El mijo tiene un sabor suave que va genial con muchas elaboraciones y su textura es muy agradable.

Para cocerlo se utilizan tres partes de agua por una parte de mijo y tarda unos 20-30 minutos en estar blando.

Una vez cocido se puede usar para platos fríos, como ensaladas o tabulés.
Yo suelo usarlo para hacer hamburguesas de mijo (ya os pondré otro día la recetas) ¡¡están buenísimas!!
También sirve como espesante en sopas, yo lo utilizo en la comida de mi hija para darle más textura y aportar todos los nutrientes que posee este cereal.
Para postres y repostería también se puede usar, ya sea como un sustituto de la harina (hay recetas de tartaletas con frutas que se ven buenísimas!) o directamente con yogur y frutas por ejemplo.

A mi personalmente me gusta el mijo de todas las formas, aún me queda probar algunas recetas de horno, pero en cuanto tenga un poco más de tiempo lo haré y ya os cuento.

Y vosotros ¿lo habéis probado? ¿Tenéis alguna receta hecha con mijo que podáis compartir? ¡Me encantaría conocerla!

Compartir
Mi nombre es Gabriela Litschi, soy terapeuta ocupacional, instructora de Yoga formada en el Instituto Europeo de Yoga y especializada en Maternidad. Puedes conocer más sobre mi en https://www.naturayterapia.com/acerca-de/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, añade tu nombre