retiro de yoga

¿Has probado alguna vez un retiro de yoga? Hoy te cuento 6 razones para hacer un retiro de yoga este año.

Antes podía resultar difícil encontrar retiros de yoga o de meditación cerca de nuestra ciudad. Incluso en el propio país, pero hoy en día tenemos muchas posibilidades a la hora de buscar unos días de “estar con nosotros mismos” y practicar yoga.

Pasar un tiempo fuera de la rutina, dejando espacio para tus pensamientos y para cuidar de tu cuerpo es sin duda un regalo para tu salud.

¿Por qué debería hacer un retiro de yoga?

Si has pensado en dejar tiempo de tus vacaciones para conectar contigo y disfrutar del yoga, aquí tienes 6 razones para decidirte a hacer un retiro de yoga y tener unas merecidas y saludables vacaciones.

1.- Tienes tiempo para practicar yoga con tranquilidad

¿Te ha pasado que llegas corriendo a tu clase de yoga porque tenías que hacer un montón de cosas antes, o que sales con prisa después de la clase porque tienes que llegar a tiempo a algún sitio?

Lo que más me gusta de los retiros de yoga es que, al ser una ocasión especial (diferente a tus clases semanales de yoga), no tienes que salir corriendo de la sala a ponerte la ropa del trabajo o ir a recoger a los niños, sino que puedes dejar tiempo para asimilar la práctica y seguir en ese estado de meditación en movimiento.

2.- Conectas con la naturaleza

Por lo general, cuando asistes a un retiro de yoga la práctica la realizas en sitios que inspiran, como el campo, la playa o la montaña, y puedes nutrirte de la energía del ambiente.

Se intenta que los retiros de yoga se realicen en medio de la naturaleza, ya sean las clases de yoga, los momentos de meditación o los ratos libres en los que se pueden organizar paseos por rutas naturales cercanas.

3.- Conectas contigo mismo

El tiempo que dedicas a un retiro es un encuentro contigo mismo. Pasar tiempo a solas contigo te ayuda a descubrir aspectos de tu personalidad que quizá no conocías y siempre vuelves a casa con la sensación de renovación.

4.- Conoces más a fondo a los maestros de yoga

Mientras estás en un retiro de yoga puedes aprender de los maestros de forma más intensa y directa, tanto de la disciplina en sí, como de su historia personal.

En muchas ocasiones, las historias que cada maestro puede contarte sobre su camino en el yoga y en la vida en general, son una verdadera fuente de sabiduría.

5.- Desintoxicas tu cuerpo y mente

Al estar en contacto con la naturaleza, practicar yoga varias veces al día, mantener una dieta saludable y aquietar tus pensamientos, devuelves a tu cuerpo y mente la armonía que necesita.

Estar contigo mismo, trabajando el yoga físico, la meditación; cultivando tu concentración y respiración, te dan el espacio que muchas veces no encuentras en tu rutina diaria.

6.- Disfrutas junto a otras personas 

En un retiro de yoga tienes tienes la oportunidad de conocer a otras personas que comparten inquietudes similares a las tuyas.

Siempre puedes aprender algo nuevo de tus semejantes y seguro que nacen buenas relaciones de amistad y compañerismo.

¿Quiénes pueden asistir a un retiro de yoga?

Tanto como si eres yogui hace años, como si no has practicado yoga antes, los retiros son una oportunidad ideal para avanzar en la práctica y llevarla a un estado más profundo.

En un retiro te das cuenta que el yoga no sólo se resume a lo que haces sobre tu esterilla, el yoga es un estilo de vida.

¿Dónde puedes encontrar un retiro adecuado para ti?

Como te dije antes, hoy en día tenemos muchas opciones a la hora de elegir y lo mejor es que encontramos comentarios de otras personas que ya han ido antes a un retiro en concreto, por lo que puedes tener más información para saber si es el que estás buscando.

Hace poco encontré una página que ofrece retiros de yoga en diferentes lugares del mundo; retiros de meditación e incluso formaciones de yoga:

Te animo a que pruebes tener unas vacaciones en las que además de desconectar de tu rutina laboral, puedas también nutrirte de momentos saludables y que te aporten energía para el resto del año.