¿Conoces el poder Terapéutico del Masaje?

El masaje es una de las terapias curativas más antiguas que existen, y está documentado en las fuentes históricas de muchos pueblos, como el indio, el chino y sobre todo, el griego (el término «masaje» se remonta a la palabra griega que significa amasar, lo cual describe muy bien una de las principales manipulaciones de esta disciplina). Ya cinco siglos antes de Cristo, el famoso médico Hipócrates alababa las propiedades terapéuticas del masaje.

El poder curativo de las manos y sus efectos beneficiosos están grabados también en gran medida en nuestro subconsciente, sin que para ello tengamos que recurrir a instrucciones escritas. Por ejemplo, si pensamos en nuestra reacción intuitiva cuando tenemos dolor de cabeza. Muchas veces, sin darnos cuenta, nos llevamos las manos a la cabeza y con la punta de los dedos comenzamos a masajear nuestras sienes y la frente, o frotamos con los dedos medio e índice la zona del nacimiento del entrecejo, justo donde nace la nariz. Sin tener que pensar siquiera, sin haber leído ningún libro ni haber asistido a cursos para aprender a dar masajes, aplicamos la técnica de acupresión adecuada para nuestra dolencia y con ello experimentamos cierto alivio del dolor de cabeza.

¿Cuándo se considera que «tocar» es un masaje?,

Dar un masaje no significa acariciar la piel del otro de forma más o menos superficial. Un masaje requiere dedicación y energía, y la implicación y concentración de toda la persona. Cuando «regalas» a alguien un masaje, ofreces mucho más que la simple aplicación de movimientos o técnicas de roce o amasamiento: les estás proporcionando también una intensa entrega personal.

Cuando se proporciona un masaje nuestras manos emanan energía y calor que son recibidos por la piel del receptor. No es necesario ser una persona demasiado esotérica para notar este tipo de fenómenos, en el fondo somos energía, y ésta es capaz de transmitirse a través del tacto.

Los Seres Humanos necesitamos el contacto físico, ésta es una manera más de tenemos de relacionarnos, darnos a entender y recibir información del exterior. Aunque parece algo esencial y fácil de llevar a cabo, lo cierto es que en nuestro frenético día apenas tenemos tiempo para establecer un contacto más cercano con las personas que nos rodean, y con ello vamos creando a la larga una manera más fría de desenvolvernos con nuestro entorno. Así pues, muchas veces nos encontramos con personas que evitan el contacto corporal, que se sienten incómodas con un abrazo o un saludo demasiado efusivo. Pero, ¿por qué perder los grandes beneficios de la comunicación corporal y el contacto físico?

Son muchos los que ven en el masaje una manera de conseguir el bienestar físico y mental. Relajar el cuerpo y aquietar la mente mediante las técnicas manuales, la creación de un estrecho vinculo con el terapeuta, el que está dispuesto a entregar energía, vitalidad y dedicación en su tarea de «sanar», resultan razones suficientes para probar quitarse la barrera de la timidez o la intolerancia a que sobrepasen la línea de espacio vital.

Por otro lado, la persona que realiza el masaje se percibe también a sí misma, se vuelve más consciente de su energía, su fuerza y la fluidez de sus movimientos.  Y es que tocar a otra persona implica automáticamente notarse a uno mismo y ser consciente del propio cuerpo. Por esta razón, un masaje es algo más profundo que un simple contacto físico, no se queda en la mera superficie, sino que trasciende a niveles emocionales y espirituales de quien ofrece y quien recibe la terapia.

¿Cuáles son los beneficios terapéuticos del Masaje?

  • Mejora la circulación
  • Relaja la musculatura
  • Favorece la digestión
  • Estimula el sistema linfático
  • Reduce la ansiedad y el estrés
  • Calma el dolor
  • Ejerce una sensación global de bienestar sobre la persona

Hoy en día asistimos a una re-valorización del masaje en cuanto a terapia. Esta técnica manual está reconquistando el lugar que le ha correspondido desde la antigüedad, justamente en el campo de la salud, como complemento a otras técnicas médicas, y como medio para ayudarnos a mantener una excelente salud, tanto física como mental.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Permitir notificaciones    Ok No thanks