Aunque hoy que se celebra el Día de la Tierra es una fecha importante para realizar campañas de concienciación, no basta con pensar en nuestro planeta un día al año, sino que es crucial recordar cada día la importancia de un uso sostenible de los recursos naturales que nos permiten vivir.

Más acción y menos palabras en la lucha por un planeta sustentable

El mundo que queremos construir sólo puede cambiar si trabajamos a diario para lograrlo.
Mucho podemos hablar sobre lo que se debería hacer para mejorar la situación del planeta y cuidar la naturaleza, pero la única manera de hacerlo realidad es con la acción de cada uno de nosotros. Las palabras pasan sin más, pero las acciones son las que dejan ver un cambio real.

Cada uno de nosotros juega un papel muy importante en este cambio positivo hacia un mundo más sustentable. Aunque pensemos que los problemas que afectan al planeta sólo atañen a quienes toman las decisiones más importantes a nivel global, lo cierto es que de nosotros y nuestra manera de actuar también depende el futuro de nuestro mundo.

Ya son muchos los que se suman a la lucha por un «mundo verde» y que cada día aportan su granito de arena a cuidar el planeta y vivir en armonía con la naturaleza.

Si quieres empezar a ser parte de este movimiento por el planeta te dejo unos consejos muy sencillos con los que puedes empezar a contribuir con un mundo sustentable:

20 Acciones para Cuidar el Planeta

  1. Apaga la luz cuando no la necesitas y desenchufa los aparatos electrónicos cuando no están en uso.
  2. Aprovecha la luz natural al máximo (pon tu escritorio al lado de una ventana, levántate antes para aprovechar la luz del sol, utiliza cortinas claras que permitan entrar la luz…)
  3. Usa las escaleras en lugar del ascensor. Contribuirás al ahorro de energía y mejorarás tu salud.
  4. Cambia las bombillas normales por unas de bajo consumo.
  5. Evita el uso de aire acondicionado o calefacción. Intenta que tu casa esté bien aislada para protegerte del frío y del calor.
  6. Usa la ducha en lugar de llenar la bañera. Procura que tus duchas sean más cortas y cierra el grifo mientras te enjabonas (recuerda que hay muchos países en los que se recorren kilómetros en busca de agua…no malgastes la tuya)
  7. No viertas residuos en el fregadero
  8. Utiliza productos de limpieza ecológicos libres de químicos.
  9. Camina más y usa menos el coche. Si no puedes ir andando, utiliza el transporte público o procura compartir el coche con más personas (de esta forma también ahorrarás dinero)
  10. Muévete en bicicleta! es un medio de transporte maravilloso: ecológico y saludable
  11. Separa el papel, el vidrio y los envases antes de llevar tu basura al contenedor. No cuesta mucho trabajo y haces un gran aporte a la reutilización de los materiales.
  12. Recicla el aceite usado para hacer jabón o llévalo a un punto de reciclaje (no lo tires nunca por el fregadero)
  13. Lleva las pilas a puntos de recogida y no las tires nunca  ala basura orgánica.
  14. Elige ropa hecha con fibras naturales (lino, algodón orgánico, seda, bambú) que, además de ser de gran calidad son biodegradables y están libres de aditivos que pueden dañar tu piel.
  15. Adquiere productos reciclados. Los muebles de segunda mano están de moda! puedes tener tu casa muy bien decorada, sin pagar demasiado y reutilizando lo que ya está hecho.
  16. Aprovecha los alimentos de forma responsable. No caigas en el despilfarro, compra la cantidad de comida que vayas a utilizar en el momento.
  17. Compra alimentos a granel y evita el exceso de envasado.
  18. Utiliza bolsas de tela y no de plástico cuando vayas a la compra.
  19. Optimiza el uso del papel. Imprime por ambas caras y usa papel reciclado.
  20. Y sobre todo: Consume sólo lo que necesitas…

 

Aunque puedes pensar que tu aportación resulta insignificante en comparación a los millones de personas que habitamos el mundo, ten por seguro que tu acción diaria es más importante que lo que puedan hacer mil campañas de ecología.

Se trata de crear conciencia y poner nuestro granito de arena para hacer de este mundo un lugar mejor.

Aplicando estos sencillos consejos a tu vida no solo contribuyes de manera local a conseguir un mundo más sustentable, sino que estás aportando con el ejemplo y creando conciencia a quienes te rodean y, aún mejor, si tus hijos comprenden la importancia de esta forma de vivir en armonía con el planeta, estarás asegurando una generación mejor.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.