Está claro que todos los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, sin embargo, aunque en teoría sabemos qué es lo mejor para ellos, muchas veces nos vemos perdidos en el método que debemos seguir para criarlos de manera saludable y acompañar su crecimiento de la forma más adecuada.

El Método Montessori, desarrollado por la doctora italiana María Montessori, consiste en un método pedagógico respetuoso que guía el desarrollo del niño a través de un ambiente estimulante y acogedor donde el niño se siente seguro, respetado y querido.

Haciendo de su proceso de aprendizaje una experiencia personal y satisfactoria.

Para los padres que buscamos una educación respetuosa y amable con nuestros hijos, es importante recordar aquello que debemos hacer.

Y también lo que debemos evitar a la hora de dirigirnos a los niños, para ello resulta muy útil ceñirse a los consejos de María Montessori respecto a nuestra relación padres-hijos.

18 Mandamientos Montessori  para tener hijos felices

A continuación tienes 18 lecciones que nos ofrece María Montessori para guiar nuestro rol de padres y criar a nuestros hijos felices, amados y llenos de confianza.

1. Los niños aprenden de lo que les rodea.

2. Si le muestras hostilidad al niño, éste aprenderá a pelear.

3. Si criticas mucho a un niño, aprenderá a juzgar.

4. Si ridiculizas con frecuencia a un niño, harás de el una persona tímida.

5. Si elogias con regularidad al niño, él aprenderá a valorar

6. Si el niño crece sintiéndose seguro, aprenderá a confiar en los demás.

7. Si eres justo con el niño, aprenderá a ser justo.

8. Si se alienta al niño en lo que hace, éste ganará seguridad en sí mismo.

9. Si el niño vive en un ambiente amigable y se siente necesario, aprenderá a encontrar amor en el mundo.

10. Si las ideas del niño son aceptadas con regularidad, aprenderá a sentirse bien consigo mismo.

11. No debes hablar mal de tu hijo/hija, ni cuando está cerca, ni cuando no lo está.

12. Si se denigra al niño de forma recurrente, se desarrollará en el un nocivo sentimiento de culpa.

13. Si se es condescendiente con el niño, él aprenderá a ser paciente.

14. Respeta a tu hijo aunque haya cometido un error. Lo corregirá ahora o más adelante.

15. Concéntrate en el desarrollo de las cosas buenas del niño de tal manera que no quede lugar para lo malo.

16. Escucha siempre a tu hijo y responde siempre que se acerque a ti con una pregunta o comentario.

17. Ayuda al niño a asimilar lo que antes no ha podido asimilar. Debes hacerlo llenando el mundo que le rodea de cuidado, discreción y amor.

18. Cuando te dirijas a tu hijo, hazlo siempre de la mejor manera, dando lo mejor que hay en ti.

 

Ser padres no es tarea fácil, pero es nuestro deber criar a nuestros hijos con amor, respeto y brindándoles  las mejores herramientas para que sean felices y tengan una vida plena.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.